Llamar 
  • Contáctanos:

  • whatsapp +57 321 947 9648 /+57 322 358 4477

  • PBX 6460438

¿Cómo rendir la prima y no morir en el intento?

Algunos afortunados ya recibieron o están por recibir un dinero adicional a sus acostumbrados sueldos. ¿Qué hacer para no desperdiciarlo?

 

Son muchos los trabajadores que aún cuentan con la fortuna de recibir la denominada prima de servicios, y eso sí, más que merecida. Este ingreso adicional que llega a mitad y fin de año sin duda cae como anillo al dedo.

Sin embargo, no es un secreto que son muchas las tentaciones que se presentan a la hora de gastar este dinero, de manera que lo recomendable es saber administrarlo y que, en lo posible, no se escape de las manos tan rápido. Es por esto que hoy tenemos para ti una serie de consejos que probablemente te serán de gran utilidad:

 

  • Primero la seguridad: Para estas fechas tiende a aumentar la inseguridad, así que para no ser víctimas de los delincuentes lo recomendable es: verificar que el cajero automático no tenga dispositivos extraños, cambiar las claves periódicamente, no pierdas de vista tus tarjetas especialmente cuando estás pagando, notifica de manera inmediata a tu banco el robo o extravío de tus tarjetas y si vas a retirar montos grandes pide el acompañamiento de la policía.

 

  • A la hora de pagar deudas: Este dinero puede ayudarte a alivianar los dolores de cabeza que tanto causan las ´culebras´. Hay que elaborar un plan que permita pagar lo más urgente, en ese caso debes priorizar las deudas que tienen más altos intereses o elevadas cuotas.

 

  • Si planeas viajar: En época de vacaciones y con la prima en el bolsillo viajar es un regalo más que merecido, sin embargo, la idea no es excederse. Busca promociones que valgan la pena o lánzate a la aventura del plan `mochilero`. Si el tiempo o el dinero no alcanzan, puedes usar tu prima para abonar a alguno de los gastos de un viaje a futuro; comprar pasajes, reservar el hotel o ahorrar para los gastos que se presenten para poder llevar a cabo esta salida.

 

  • Ahorrar: Este dinero puede ser usado para sumarlo a los ahorros que ya tienes guardados. Si la meta de ese ahorro es un viaje, la compra de un carro o la cuota inicial de una casa, puedes adicionarle este recurso.

 

  • Aléjate de las tentaciones: No te dejes llevar por el consumismo. El comercio es voraz y tiene claro que para estas fechas la billetera está llena, así que tratará de todas las formas posibles de hacerte comprar, incluso cosas que no necesitas.

 

  • Las mega ofertas: Si tienes la fortuna de no tener ´culebras´ encima, aprovecha. Sé cuidadoso y aprende a identificar cuáles son las promociones que realmente valen la pena. Revisa qué necesitas, si son zapatos, por ejemplo, para esta época se llegan a encontrar descuentos hasta del 70%, nada mal para tu bolsillo.

 

  • No pierdas el control: No conviertas la prima en plata de bolsillo, aprende a administrar de la mejor manera. Asigna una cantidad para entretenimiento o gastos próximos, y no te pases de ahí. El resto, ahórralo o inviértelo.

 

  • Estudios: Si eres profesional y quieres continuar, la prima es más que útil para invertir en ti. Si tienes hijos este dinero puedes ahorrarlo para la universidad, existen entidades que te ofrecen programas de ahorro para el estudio profesional de tus niños.

 

  • Vivienda: La prima puede servir para completar la cuota inicial de la casa que sueñas o si ya tienes la puedes remodelar.